Rentabilidades de inversiones a largo plazo

Invertir a largo plazo significa comenzar a planear el futuro financiero y tomar acciones que vayan encaminadas en asegurar la estabilidad del mismo desde el presente. Traducido en palabras sencillas es empezar a aportar capital desde ahorita para tener crecimiento del mismo a futuro, lo cual brindará seguridad y estabilidad financiera al inversionista, ya sea con el objetivo de retirarse, comprar inmuebles, automóviles, estudios universitarios de sus hijos, entre otras opciones.

Es posible invertir a corto, mediano o largo plazo. Corto plazo representa todas aquellas inversiones que tienen rendimiento en menos de un año, para este tipo de inversión se busca tener liquidez y accesibilidad al capital y su rendimiento para disponer de el en cualquier momento. Un ejemplo de esto son las acciones conocidas como “blue chip” las cuales pertenecen a empresas grandes multinacionales con alto nivel de liquidez las cuales están generando dividendos de forma constante y por lo tanto pagando a sus accionistas. Mediano plazo son aquellas inversiones que van de 1 a 5 años, estas tienen como objetivo crear un mayor rendimiento para el accionista a diferencia de las de corto plazo; sin embargo, el riesgo es también más alto. Por último, invertir a largo plazo es a horizontes de tiempo mayores de 5 años. El riesgo de este tipo de inversión es menor que las anteriores, con el objetivo de crear un crecimiento considerablemente más grande.

Existen distintas maneras de invertir a largo plazo, algunas de ellas son fondos de inversión, acciones de empresas, deuda gubernamental, bienes raíces, por mencionar algunas. Fondos de inversión son una herramienta que permiten a un grupo de personas invertir, reduciendo el riesgo y siendo administrada la inversión por expertos. Para la compra de acciones, se realiza la transacción mediante un bróker el cual gestiona la compra de las acciones deseadas en la bolsa de valores que se le indique, por ejemplo, Bolsa Mexicana de Valores o New York Stock Exchange, entre otras. También es posible invertir en deuda gubernamental como son los bonos, existen a plazos de 10 o 20 años y se puede comenzar a invertir desde montos de $1000 pesos mexicanos. Estos tienen en promedio un rendimiento del 9% anual. Este tipo de inversión es altamente segura ya que están respaldadas por el Banco de México. Otra opción viable es la compra de inmuebles o bienes raíces, estos tienen la ventaja de crecer en valor conforme pasa tiempo. Aunque suelen tener un valor alto para la compra, son las inversiones más seguras que hay en el mercado.